Misterios Inexplicables

El caso de "El Baúl del Monje"

El baúl del monje

Hace algunos años salió a la luz, gracias al grupo HEPTA comandado por el infatigable padre Pilón, la sorprendente historia del Baúl del Monje, una curiosa mezcla entre bazar y anticuario sito en la madrileña calle Marques de Monasterio.

En el edificio de esta calle madrileña
, toda una amalgama de fenómenos poltergeist se dieron cita con el fin de desconcertar a propios y extraños. Extraños golpes surgidos de la nada, estallidos de inexistentes cristales, muebles que se arrastran solos por el local o relojes cuyas manecillas enloquecen y giran a ritmos asombrosos y, sobretodo, una de las más extrañas características de los poltergeist: los aportes.
Los aportes son apariciones de objetos desde, aparentemente, ningún lado concreto, es decir, materializaciones repentinas de cuerpos sólidos, comúnmente de pequeño tamaño, como botones o astillas. En este caso, se trata de trozos de cristal que salen proyectados con tal fuerza que al chocar con el suelo o con los muebles rebotan con inusitada fiereza.

No obstante, en alguna ocasión, también han sido pequeños trozos de madera ligeramente chamuscada los que han aparecido en el anticuario, dato nada baladí si tenemos en cuenta que lo que hoy es el Baúl del Monje, hace 12 años fue la vivienda de un abogado que murió abrasado al incendiarse el colchón sobre el que descansaba.
 
Otro extraño objeto que conmocionó a los investigadores al aparecer inesperadamente cuando estaban filamando el movimiento de una lámpara fué la cabeza de una antigua muñeca parcialmente quemada, sin pelo, con incrustaciones de un material parecido al cristal u algun mineral parecido y con lo que parecía ser la representación de la marca de un violento golpe en la frente. Este era uno de los mchos objetos que aparecía y desaparecía en diferentes partes del immueble sin ningún tipo de explicación lógica. 

Por otro lado, sin aparente conexión con la historia del abogado, Paloma Navarrete, la sensitiva del grupo HEPTA, al entrar en contacto con uno de los cristales, afirmó haber tenido la visión de unos niños jugando con ellos en un salón de principios de siglo, lanzándolos con fuerza sin saber muy bien a dónde.

Pero, si hay algo que llamó la atención fue la historia concerniente al extraño busto de un carnero que cogió por costumbre cambiar de posición en la tienda según le viniera en gana y, no contento con eso, cuando los dueños de la tienda intentaban deshacerse de él, volvía a presentarse en la tienda a la mañana siguiente como si de un empleado más se tratara. Un comportamiento, desde luego, poco común para una escultura.
 
Es por todos estos fenómenos que  los investigadores del grupo Hepta no quieren asegurar totalmente de que se trate de fenómenos poltergeist, ya que se incluyen fenómenos muy característicos de casos de casa encantadas, de rituales "budú" e incluso de influéncias satánicas.
 
Finalmente los propietarios, al no poder convivir más con estos extraños fenómenos, cerrarón el negocio que actualmente se encuentra en estado de liquidación. Se tendrían que hacer nuevas investigaciones para comprobar si han cesado los extraños sucesos y sinó, intentar buscar una explicación concluyente.
 
 

Comentarios

Quisiera contactar con Paloma navarrete del grupo Hepta

Añadir un Comentario: